jueves, 30 de marzo de 2017

Co(n)mie(n)d(o)?

A veces ocurre,
a veces, no,
no tiene razón de ser,
pero, a veces,
se encasquilla el gatillo
y no veas como araña
sobretodo, de vuelta a casa.
Un retortijón neuronal,
una diarrea de palabras
intentando casar unas con otras
con el fin de poner la primera piedra,
terminando el crucigrama
en un amargo estreñimiento
en las cuerdas vocales
y un constante y patético "tendría que"
como bajo martilleante.
"Y sis..." que estallan en tu estómago,
"joder" que nunca acaban en eso,
pacman recorriendo tu sinapsis,
alimentándose de la confusión,
y echando la tripa bien llena,
sobre el desnivelado lado de la rabia
frente al de la satisfacción de la consecuencia.

jueves, 19 de mayo de 2016

La boca agua

Lo que daría por comerte los morros,
tanto de pie, como de rodillas
y viceversa,
pero sobre todo lo segundo,
así, hasta que de la humedad
me broten juncos
en las comisuras de mi boca,
que fluya el manantial,
que caiga la cascada,
que tenga que limpiarme
desde la nariz hasta la barbilla,
pero sin pasar por el bigote,
que quede el cerco,
como el que deja la espuma de la cerveza,
que así perdure el sabor de la hazaña,
y que esto no quede solo como un refresco
para calmar la sed del que viene del desierto,
aunque sí sea oasis,
maná, néctar de los dioses,
y que se vea como escorrentías,
frutos del trabajado deshielo,
que no vino solo,
llegaron acompañadas de gritos,
clamos al cielo, apretones,
ojos cerrados y en mi pelo tirones.

Evangelio desde mi cruz: Las bodas de tu risa en mi sien

Goma de mascar entre mis muelas,
nuevo sabor a bilis y sangre infecta,
el único que uso desde hace tiempo,
para quitarme el regusto de la esponja,
esa embadurnada en agua y vinagre
que recibo de cualquiera 
desde que estoy aquí colgado,
aunque lo de colgado ya estaba de antes,
desde el momento en que de noche en tierra hostil,
transformé tus taras en mis mayores deseos,
como si se tratase del agua en vino,
el primero de mis mierdilagros,
el primero de mis clavos,
el primero que no sacará ningún otro.

viernes, 1 de abril de 2016

Inexistente resilencia

Como agua en el desierto,
como una puñalada en el pecho,
como un gol en el tiempo de descuento,
como el agua convertida en vino.

Tan increíble como un fichaje del Marca,
tan adictiva como la heroína,
tan heroína como las Supernenas,
tan deseada como la Jennifer Lawrence.

Una boca de voz suave y cálida,
unos dedos de voz punzante y afilada,
unos ojos de voz inalterable,
una cabeza de voz sorda al cuore.




martes, 22 de marzo de 2016

Romance del chuletón del RIBS más grande del mundo

Sácame de este limbo,
infestado de fantasmas,
largas noches de insomnio,
viendo el techo en la cama,
intentando no pensarte,
apagando mi mirada,
más cocido que un ajo,
un lavado hago del Karma,
ñus arrasan mi cabeza,
oigo tu voz en la nada,
zumban locos mis oídos,
ansían tu retorno a casa,
tienes todo en su sitio,
inclusive mi garganta,
esa sabes ya que es tuya,
nadie más puede marcarla,
zorrones querían roerla,
a tu fuego está marcada.

martes, 16 de febrero de 2016

Charrando de tus ojos

Surcos en las comisuras de tus abismos
agravados con un vampírico y atractivo pigmento
berenjena encurtida, como la tapa,
acompañados a su vez de una cóncava delicatessen
bajo tu huérfana y diestra diéresis.
Tu cascada azabache se suele precipitar hipnótica
sobre tus desnudos lóbulos,
únicamente ataviados en la siniestra con aureola.
Mas en otras ocasiones,
encauzas en un caño la caída,
haciendo que luzcan incluso más
tus penetrantes faros en vía libre.
Pero tu templo no solo tiene un lindo tejado,
lo cimientan tus sinuosas y ajustadas piernas
e irresistible y firme torso,
que crea la necesidad insana de eliminar distancias.
Como una publicista y de las buenas,
tejes sueños de explorador,
donde tu piel es mapa
y la delicadeza de lo preciado
hace señalar los destinos con yemas de algodón,
mientras tu diéresis solitaria,
encuentra compañía en el lunar de mi lagrimal,
y como la luna y el mar de resaca,
el espacio achica y deja de ser infinito,
se alinean los planetas,
el ritmo acelera, la saturación sube,
y la boca se hace agua,
mientras sigo atrapado en tus almendras
perfiladas para aumentar más aun su hechizante caciquismo,
hasta que las tangentes que parecían acotadas,
finalmente encuentran elixir en una secante
tan ansiada como necesaria.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Por favor, firme aquí...

Comerte todo, menos la moral,
pero sobretodo los labios.
Darte todo, menos disgustos,
pero sobretodo mi tiempo.
Mirarte toda, menos con recelo,
pero sobretodo dormida.
Sacarte de todo, menos de mi vida,
pero sobretodo sonrisas.
Joderte toda, menos la vida,
sobretodo todos los días.
Hacerte de todo, menos llorar,
pero sobretodo feliz.
Contarte todo, menos reproches,
pero sobretodo verdades.
Dibujarte  toda, menos barreras,
pero sobretodo uniendo tus lunares.
Besarte toda, menos como Judas,
pero sobretodo desnuda.
Quererte toda, menos jodida,
pero sobretodo para toda la vida.

domingo, 31 de enero de 2016

Abre los putos ojos joder, mírame

Pensar en ti como te pienso,
pensando que habrá quien te piense igual,
era el pensamiento más estúpido
jamás pensado,
hasta que pensaste que no pensabas
estar pensando en mi,
y que el pensamiento que pensabas,
solo era algo que mi pensamiento
hacía pensar al tuyo,
y que el único pensamiento
que querías pensar
y hacerme pensar a mi,
es que pensabas solamente
en los pensamientos
que no pensabas llevarme a la tumba,
después de hacerme pensar que estaba mejor ahí.

Pero pensar en ti como te pienso,
es más que un simple pensamiento,
incluso pienso que es el pienso
con el que alimento mi pensamiento a diario,
donde pensar pensar en ti,
pienso que fue lo que nos llevó
a este impensable abismo,
en el que a veces pienso
que pensé como debía
y quiero pensar que fue así,
y no que ese pensamiento
que pensaba certero, al menos para ti,
me llevase todos los días a pensar
en que pensar como pienso
es como si hubiese pensado como el culo,

Pensar en ti como te pienso,
es por desgracia, pensar,
luego existir,
y si esto que pienso lo reflejo,
el que me lea pensará en ti,
pensamiento perpetuo,
y por suerte, pensarte,
luego perpetuamente existir.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Camino a medio soplar, sin solución, espumosa



Fue el peso de la duda el que quebró
el extremadamente enjuto convencimiento,
el mismo que hundió la hoja en cerveza
y como si de margarina se tratase,
cortó las conexiones sinápticas
que se suponía harían acallar la voces
que le señalaban culpable como tribunal popular,
condenado a la soledad entre las masas,
y a la aniquilación propia de cualquier atisbo de ilusión.

El mismo que cuelga constantemente en la comisura de mis labios
dibujando arcos en los que la flecha miraba al suelo,
y tesela de púrpura mis enfermos en una vidriera
que cada día crece dejando la traslucided a su paso
y un constante rocío como aquel que se incrustó en mi pelaje de mono.

El mismo que martillea el yugo sobre mis hombro,
y de ahí el porqué de la caída cada vez más pronunciada de los mismos,
de eso y de mi cansino andar agónico,
rayando con la acera la goma de mis planas zapatillas,
mas el desgaste de la fricción diaria,
es menos a la que sufro cada segundo que hago de Atlas.

El mismo, el mismo exactamente, cuya única resolución
es que me ocurra como al Coyote y la decisión tomada sea ACME,
con el mismo fatídico resultado,
o cuya única e idílica solución
es que aparezcas tú a salvarme con la ligereza
como la del que quita una china del zapato,
y con la desesperación y ahogo
del que desahoga la soga justo al patear la silla.





miércoles, 25 de noviembre de 2015

Y de la paliza quedó más o menos irreconocible. Por ella. Como siempre.


Todo fue de más a menos,
o según como se mire,
de menos a más,
de más curiosidad a menos,
de menos intenciones a más,
de más de los demás que de ti misma,
de menos menosprecio al absoluto,
demasiado tóxico, por desgracia,
nunca fue de menos,
y de menos amor, por desgracia,
nunca fue de más.

El caso es que el menos pensado de los días
fue el más perfecto de los recuerdos,
y el más pensado de los días
fue el más lapidador de los mismos.

De más palabras a menos,
de más puñales, de más,
de menos palabras a más,
de menos elogios, de menos,
de menos siempre porque faltas,
de más de lo que piensas en sí,
de menos de lo que yo te pienso,
demasiado tiempo ya sin ti...

Porque tan malo es echar de menos sin más,
como sin querer, echar de menos echar de más...

PD: No me hagáis ni puto caso, me invento las cosas, o eso dicen.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

¿ Qué peor manera de decírtelo que así?

Luego estoy yo loco si te venero,
yo, que pude tocar con mis dedos
las fantasías de Da Vinci,
esas combinaciones armónicas,
proporciones idílicas,
rozamientos inexistentes pero funcionales,
máquinas y trazos de carne icónicos
empequeñecidos ante,
para que buscar eufemismos,
ti,
tan simple como una palabra de dos letras,
tan complejo como un signo sumerio,
dándome contigo un sentido a mi ti,
quitándome contigo la senda al hoyo,
donde te rezo,
donde todo es blanco y negro,
donde aparezco, mas nunca estoy,
pero luego estoy yo loco si te endioso,
cuando es una realidad,
cuando la mierda de levantarse y andar
la hago yo desde que me degollé cada día,
y sin un carpintero,
acabado como un chiste de colmos
clavado en una madera,
que me lo ordene,
y solo con que tú me hicieses ser algo útil,
a fogonazos, si, cierto, como todo y siempre,
ahí está el verdadero milagro,
pero luego yo estoy loco si tengo fe ciega,
aun desterrado y repudiado de por "vida",
entregado en cuerpo y alma,
más lo segundo que lo primero,
ya que fue tuya desde la primera risa,
y la carne ya quedó suficientemente marcada,
pero luego yo estoy loco si te venero,
aunque he de reconocer que en ocasiones,
no sé quién está más loco,
si yo, o mis ganas de tenerte,
porque no te puedo pedir que vuelvas,
pero vuelve,
porque no te puedo decir que te necesito,
pero vuelve y sácame de la zanja que cavé,
por ti, por Dios, por ti...
Pero vuelve y pon fin a este eterno ramadán de sonrisas...

sábado, 31 de octubre de 2015

Desmerecida y asquerosa

El té de ver
ha dejado de tener ese regusto a superioridad,
para dar paso atrás de nuevo,
a ese sabor amargo tan característico,
tan a cerveza, charla y tinta,
tan a vaqueros ajustados y chaleco camel,
tanto, que prácticamente puedo saborear el humo
inducido por su flauta de Hamelín,
coral de su fondo marino de lágrimas,
donde ahogaba máscaras samurais
con la misma facilidad
con la que se derrite un hielo en Julio,
perpetuo en su dorado estío,
ese que ya bañó un andén antes,
el primer tren fantasma aquí,
uno de tantos,
que por no,
se astillaron e hicieron estaca,
y eso,
o se estirpa,
o mejor,
se tala.

domingo, 4 de octubre de 2015

El arroz tres delicias más grande del mundo



Sácame de aquí,
indúltame,
la bala ya la malgasté
viendo el intercambio de rehenes,
incrédulo ante la pasividad,
ante mi salto de fe,
matando mi sueño,
aunque no creas, por los tuyos.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Egoista

Elegí por ti...
Elegí Harakiri por ti...
Arrancarme la esencia,
dejarla atada a la farola hasta que salieses de comprar
y después,
dejarte el gusto de conducir hasta una remota gasolinera,
donde con mi inestimable ayuda,
abandonarla,
junto con la paciencia del ambiente,
y las garrafas de lágrimas,
para que no vuelva,
pero no seamos acusados de desalmados de dejarla morir de sed,
porque aunque tú no lo sepas,
ni nadie lo note,
ni siquiera ella misma,
la alimento varias veces al día,
abro la cartera y me encargo de ello,
es más,
no hay misión más simple,
pues no se mueve, está esperando, ahí, inerte,
dejándose acariciar,
pero mirando al horizonte, ingenua,
para cuando vuelvas para recogerla,
ahí, al lado de la corona de flores con mi nombre
y un cariñoso "shh pero es un secreto"aferrado a las costillas,
soldado como parche de cordura,
soldado
como el que sabe que no volverá
y escribe cartas que nadie llegará a leer...


Bueno, aquí os lo dejo leído por mí.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Las patatas fritas gratis más grandes del mundo

Solamente
intento
lidiar con ello.
Venerarte no es nuevo,
incluso cuando menos lo parecía
ahí, más que nunca...
Mascando el sabor amargo del error,
ultimando cada trago que no hidrata,
ñacaniná exprimida en la garganta, cicuta,
obstruyendo las venas que unen mis neuronas,
zumbando así constantemente mi sentido arácnido
aunque no haya peligro aparente, mas
teniendo la soga al cuello
improbable es que no hayan accidentes,
empezando por, A, temblores habituales,
nada desconocido para ti, a,
Z, pérdida del apetito vital,
al intercambiar los rehenes de tu vida por la mía.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Esperanjismos


Atravesado,
no por gusto,
por instinto,
de negra lana,
que es distinto
a cuando otras veces
tinté mis mejillas,
ni punto de comparación,
y ni por asomo,
a cuando se me levanta
y no eres el punto,
no es difícil,
es animal,
no mental,
ni mucho menos sentimental,
pero si cuando no escupe,
o mientras rondo comparando,
con reparo, no creas,
pero no queda otra,
tras derramar agua salada
en nuestra babosa cerebral,
empujándonos fuera del ojo del huracán,
mareado del miedo,
miedoso de tu mareo,
como pintor acabando su obra maestra
para después apuñalarla
mientras acuchilla su vida,
cuando era su porqué,
y aunque los pedacitos del lienzo
cual esquirlas en chaparrón
desgarrasen nuestros abrazos,
(o el que nunca llegó,)
y cada boca a boca
nunca fueron en la historia
más salvavidas que los nuestros,
pura poesía de la buena,
de esa de los libros de literatura,
de los genios del 27,
no como esta,
esa como la inesperada chusta,
que no solo no disgusta,
si no que halaga y hace el deleite,
al contrario que tú y yo,
no sé si nosotros,
pero éramos tan tirarnos de cabeza al desierto
y luego bebernos las heridas
lamiéndonos la sequía a Paulaners.

domingo, 30 de agosto de 2015

Vermieterin

Alucine,
la mayor producción cinematográcita,
BSO mas más mejorada,
sin necesidad de pausas,
con todos los puntos importantes,
de todos los géneros,
romántica, pero sin llegar a serlo,
comedia obligada,
musical,
thriller,
y drama,
para darle un toque ácido,
a pellizcos,
un escenario de ingenuas variaciones
y protagonista de inmejorable categoría,
guiado todo por la improvisación,
pero sin duda superior a cualquier escrito,
con el típico tópico y deseado beso,
y tres más de reseñable referencia,
con todos los extras,
comentarios del director,
introducción en un MEMO
revelada al final,
y con esperadas secuelas
sin intención de caducar
o pasar de moda.

Per te, per me Ragazza.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Si esto es normal, que baje Dios y lo vea. Baja...

Un poco es fácil,
aparentar, fingir,
hacer que las hojas se precipiten,
intentar no mirar sus bordes chocolate,
¿que no gusta? No es de fiar,
la verdad,
con conocimiento de causa,
cosa que a veces escaseó,
y ese fue el primer clavo,
que no quedó soltero,
si no que le acompañó un segundo,
por gracia divina,
esa que inundaba salas,
y seguramente sigue en ello,
pero sin apóstol que lo date,
sin devoto que realmente la venere,
 pero la pareja se hizo trío,
cayendo hendido a mis pies,
para terminar de condenarme en la cruceta,
de la mano del peso de los latigazos,
ayudantes a que la lanza de mi costado
a modo de retorno sin el mismo
diese a luz a mi desidia,
asesinando el mito de ser el salvador,
al abrir los ojos abandonado en mi sepulcro,
y ver mi vida inerte,
cuando debía estar resucitando.

Por tu gracia.

No dejeis que los niños se acerquen a mi. Salvaos vosotros que aún no os habéis decepcionado.


miércoles, 29 de julio de 2015

PIUMA

El arte por el arte,
trazos tan miedosos como vívidos,
con el acojonante acierto
en las apuestas de lo relevante,
dejándome cada vez más ermitaño,
más extraño, más huraño,
perdido en el limbo por más de mil años,
deambulando, desfasando,
jorobando, no importando,
como un junco desraizado ando,
únicamente dibujando
y silbando parrafadas,
que encierran mi parte viva,
que es la tuya,
que es reflejo, que no cura,
la que con puntos amenazaba,
la que me obligaba a la captura,
a helarte por helarte.

miércoles, 22 de julio de 2015

El flan más grande del mundo

Si nunca hubieses existido,
irremediablemente,
la vida intrascendente y necia anterior
viviría eterna en mí,
irrigando más las palabras a destiempo,
acelerando los latidos por querer creer ,
más que por creer querer,
usando desvirgadamente a destiempo
ñoñas e ingenuas acciones
obviamente, arrepentidas, de no ser bajo tu sello,
zozobrando incluso más que ahora excomulgado.